Aseo de la boca.


OBJETIVOS: El aseo de la boca se realiza diariamente, junto con el aseo matinal, antes de dormir o bién después de cada comida.











Dicha higiene bucal se hace para:

  • Evitar la acumulación de sarro.
  • Eliminar restos de comida.
  • Mantener las mucosas húmedas y lubrificadas.
  • Prevenir infecciones.
  • Evitar el mal aliento y/o el mal sabor de boca.

EQUIPO:
  • Batea.
  • Cepillo de dientes, hilo dental.
  • Dentífrico.
  • Vaso con agua.
  • Vaso con colutorio.
  • Riñonera.
  • Toalla.
  • Vaselina.

TÉCNICA:


  1. Lavarnos las manos y nos colocaremos los guantes.
  2. Explicar al paciente lo que vamos a hacer.
  3. Llevar el material necesario a la habitación del paciente.
  4. Concienciar al paciente lo importante de hacerle el aseo de boca.
  5. Colocar al paciente en posición Fowler o semifowler.
  6. Ofreciendole el material según lo necesite.
  7. Ayudarle en las tareas en que lo necesite: Aplicación de la pasta, cepillado, acercarle el vaso, acercar riñonera para el enjuague, etc...
  8. Dar vaselina en los labios y en la mucosa si está reseca.
  • El nivel de ayuda a ofrecer al paciente dependerá del estado del paciente, edad, etc..
Hay pacientes en las que la higiene bucal la tendrá que realizar la auxiliar de enfermería.





Aclaración al vídeo:


Según las recomendaciones de la (ANA) Asociación Americana de Enfermeras, es más recomendable realizar la limpieza de los ojos desde el ángulo interno hacia el ángulo externo del ojo, facilitando así la eliminación de posibles bacterias por arrastre.
Asimismo se utilizará una gasa o torunda para cada ojo evitando así la contaminación.

Haz click aquí para ver más sobre higiene bucal.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada