Tipos de Oclusión



La Oclusión:

La oclusión es una posición terminal de golpe de cierre durante la masticación, deglución, bostezo y la arcada superior cae ligeramente de la inferior y con la máxima intercuspidación.
Cuando esto no se produce y los dientes no están en armonía con la articulación tempro mandibular y con los movimientos de la mandíbula se llama Interferencia Oclusal.






  • Tipos de Oclusión:

Se utiliza la clasificación de Angle. Y establece 3 tipos de oclusión:

1. Clase I. Normoclusión o Ortogmática: Es la oclusión céntrica y de la máxima intercuspidación.













2. Clase II. Mesoclusión o Retrogmática:Cuando la mandíbula se desplaza hacia atrás y los dientes de arriba sobrepasan a los de abajo.













3. Clase III. Distoclusión o progmática:Cuando la mandíbula va hacia delante pudiéndose establecer una relación borde y borde o incluso con los dientes inferiores sobrepasen la los superiores.













11-3. Movimientos Mandibulares

  • Se produce gracias a la existencia de la articulación tempro-mandibular que se establece entre la cabidad glenoidea del hueso temporal y el Cóndilo del Masilar Inferior.
Puede realizar los siguientes movimientos:


* Protusión: Desplazamiento de la mandíbula para delante.

* Retrusión: Desplazamiento de la mandíbula hacia atrás.

* Bordeantes: Es el conjunto de movimientos que imprimen cierto caracter giratorio.

* Laterales: Son movimientos hacia los lados.
* Apertura: Desplazamiento de la mandíbula hacia abajo.
* Cierre: Desplazamiento de la mandíbula hacia arriba.

Haz click aquí si quieres ver más sobre sistema dentario.

Haz click aquí para leer el resto de la entrada

Aseo especial de pies


El aseo especial de pies consiste en el aseo parcial de los pies y el arreglo de las uñas.
La auxiliar de enfermería realizará la higiene de los pies y observará de que no haya rojeces o heridas en la piel.
En caso de que las huviese se lo comunicará a la enfermera/o .

Objetivos:
  • Impedir complicaciones
  • Proporcionar confort
  • Prevenir infecciones
  • Favorecer la circulación periférica

Material Necesario:
  • Batea.
  • Dos palangana una con agua tibía y otra caliente.
  • Sabanilla y hule o bien un salvacamas.
  • Toallas.
  • Cepillo de uñas.
  • Tijeras.
  • Bolsa para lo sucio
  • Guantes desechables
  • Crema hidratante.
Técnica:
  1. Lavarnos las manos y colocarnos los guates.
  2. Explicar al paciente lo que le vamos a hacer.
  3. Llevar el material necesario a la habitación.
  4. Explicarle las ventajas que hay de realizar dicha higiene.
  5. Procurar individualidad al paciente (colocar cortina o biombo).
  6. La temperatura del agua de la palangana será de 37 a 40 grados.
  7. Aflojar la ropa de la cama, doblarla hacia las rodillas haciendo un ángulo.
  8. Poner un almohadón bajo la región poplítea, de la rodilla.
  9. Proteger la zona de la cama con hule y sabanilla o con un salvacamas.
  10. Introducir el pie más alejado en la palangana y lavar la pierna desde el tobillo hacia la rodilla.
  11. Lavar ahora el pie insistiendo en los pliegues interdigitales.
  12. Enjuagar y secar.
  13. Observar el estado de la piel del pie, sobre todo del talón. Si tiene grietas, lubricarlas. Si está eritematoso, dar masaje de amasamiento y percusión.
  14. Aplicar crema hidratande mediante un suave masaje.
  15. Cortar la uñas rectas con cuidado de que no salten a la cama y de no provocar heridas. Si estuvieran demasiado duras se reblandecen primero con vaselina.

Haz click aquí para leer el resto de la entrada

Aseo de la boca.


OBJETIVOS: El aseo de la boca se realiza diariamente, junto con el aseo matinal, antes de dormir o bién después de cada comida.











Dicha higiene bucal se hace para:

  • Evitar la acumulación de sarro.
  • Eliminar restos de comida.
  • Mantener las mucosas húmedas y lubrificadas.
  • Prevenir infecciones.
  • Evitar el mal aliento y/o el mal sabor de boca.

EQUIPO:
  • Batea.
  • Cepillo de dientes, hilo dental.
  • Dentífrico.
  • Vaso con agua.
  • Vaso con colutorio.
  • Riñonera.
  • Toalla.
  • Vaselina.

TÉCNICA:


  1. Lavarnos las manos y nos colocaremos los guantes.
  2. Explicar al paciente lo que vamos a hacer.
  3. Llevar el material necesario a la habitación del paciente.
  4. Concienciar al paciente lo importante de hacerle el aseo de boca.
  5. Colocar al paciente en posición Fowler o semifowler.
  6. Ofreciendole el material según lo necesite.
  7. Ayudarle en las tareas en que lo necesite: Aplicación de la pasta, cepillado, acercarle el vaso, acercar riñonera para el enjuague, etc...
  8. Dar vaselina en los labios y en la mucosa si está reseca.
  • El nivel de ayuda a ofrecer al paciente dependerá del estado del paciente, edad, etc..
Hay pacientes en las que la higiene bucal la tendrá que realizar la auxiliar de enfermería.





Aclaración al vídeo:


Según las recomendaciones de la (ANA) Asociación Americana de Enfermeras, es más recomendable realizar la limpieza de los ojos desde el ángulo interno hacia el ángulo externo del ojo, facilitando así la eliminación de posibles bacterias por arrastre.
Asimismo se utilizará una gasa o torunda para cada ojo evitando así la contaminación.

Haz click aquí para ver más sobre higiene bucal.




Haz click aquí para leer el resto de la entrada

Limpieza de los Termómetros Digitales.



Son los de uso actual según la normativa de la (OMS). Que recomienda no utilizar mercurio debido a su alta toxicidad en caso de rotura del termómetro.

Limpieza:

  1. Estos no se sumergirán en ningún caso en agua, ya que se dañaría el sistema electrónico.
  2. Se impregnara una gasa con solución antiséptica jabonosa como clorhexidina y se limpiará uno a uno.
  3. Luego se le pasará una gasa impregnada en alcohol de 70 grados, dejándolo secar dentro de una batea y colocándolos sobre una compresa estéril.
  4. La limpieza de los termómetros se realizará por la auxiliar de enfermería cada vez que se utilicen los termómetros. Manteniéndolos así en buen estado y evitando el traspaso de infecciones entre pacientes.
  • Lo ideal sería que cada paciente disponga de su propio termómetro en su habitación, procediéndose a su limpieza cuando sea necesario y siempre al alta del paciente.

Haz click aquí para leer el resto de la entrada

Medición de la Temperatura Corporal.


El hipótalamo es la zona del cerebro encargada de la regulación de la temperatura corporal. Es el encargado de que el cuerpo pierda o genere calor.








Temperaturas corporales:
  • Hipotermia: -36 grados centígrados.
  • Normotermia: 36 a 37 grados centígrados.
  • Febrícula: 37,1 a 37,9 grados centígrados.
  • Hipertermia: +38 grados centígrados.



Tipos de Termómetros:

  • De mercurio: Los hay de 2 tipos.
  1. Bulbo grueso: Es utilizado para medir la temperatura rectal.


















  2. Bulbo normal o fino:















    Es utilizado para medir la temperatura tanto bucal como axilar.


Tiene una escala graduada de 35 a 42 grados centígrados.
Los termómetros de mercurio son historia. Desde abril de 2009 ya no se podrá fabricar ni vender termómetros de mercurio. Hoy en día en los hospitales lo normal es que trabajen con termómetros digitales. Todo depende de si aún los tienen en las existencias del almacén.






Partes de un Termómetro de mercurio:

Consta de tres partes: Bulbo, cuello, y tallo.












  • Digitales:
  • Para medir la temperatura Bucal, axial, o rectal.















  • Infrarrojos:
  • Miden la temperatura en el tímpano a través del conducto auditivo.
  • El termómetro de infrarrojos es muy utilizado para medir la temperatura a los menores de 7 años.


Cono Desechable.















  • Electrónico:


Haz click aquí para ver características.















Principales zonas donde se mide la Temperatura Corporal:
Se podrá tomar en la axila, en la boca, o en el recto.

Temperatura Axilar:


Para tomar la temperatura Axilar utilizaremos un termómetro de mercurio o uno digital.

Material Necesario:
  1. Termómetro.
  2. Gasas.
  3. Guantes.
  4. Desinfectante.


Técnica de la medición de la temperatura axilar:

  1. Nos lavaremos las manos.
  2. Explicaremos al paciente lo que le vamos a hacer.
  3. Nos colocaremos los guantes.
  4. Comprobar que la axila del paciente este seca. De no ser así, la secaremos con una gasa.
  5. Bajar la columna de mercurio a 34 grados centígrados.
  6. Colocar al paciente en el pliegue axilar, y colocarle el antebrazo cruzado sobre el tórax.
  7. Una vez puesto el termómetro esperar de 5 a 10 minutos para leer la temperatura.
  8. Retirar el termómetro sin tocar el bulbo.
  9. Leer la temperatura. (si es un termómetro de mercurio colocarlo a la altura de los ojos para realizar la lectura).
  10. Anotar la temperatura en la gráfica de enfermería.
  11. Recoger el material utilizado.
  12. Acomodar al paciente.
  13. Lavarse las manos adecuadamente.
  14. Limpiar el termómetro adecuadamente.
  15. Guardar el termómetro en el sitio indicado.
Temperatura Bucal:

A las personas inconscientes, agitados y a los menores de 7 años NO le podremos medir la temperatura en la boca ( Por el riesgo que conlleva).

Para tomar la temperatura bucal utilizaremos un termómetro de mercurio o uno digital.




Material Necesario:
  1. Termómetro.
  2. Gasas.
  3. Guantes.
  4. Desinfectante.
Técnica de las medición de la Temperatura Bucal:
  1. Nos lavaremos bien las manos.
  2. Explicaremos al paciente lo que le vamos a hacer.
  3. Nos colocaremos los guantes.
  4. Comprobaremos que la temperatura del termómetro es inferior a 35 grados centígrados.
  5. Colocar el termómetro debajo de la lengua del paciente( zona sublingual).
  6. Decirle al paciente que sujete el termómetro con los labios.
  7. Esperar 4 o 5 minutos.
  8. Retirar el termómetro sin tocar el bulbo.
  9. Leer la temperatura. (si es un termómetro de mercurio colocarlo a la altura de los ojos para realizar la lectura).
  10. Anotar la temperatura en la gráfica de enfermería.
  11. Recoger el material utilizado.
  12. Acomodar al paciente.
  13. Lavarse las manos adecuadamente.
  14. Limpiar el termómetro adecuadamente.
  15. Guardar el termómetro en el sitio indicado.

Temperatura Rectal:

Está indicada en pacientes inconscientes y niños de menos de 6 años de edad.

No realiar dicha medición: En pacientes con alguna patología rectal, pacientes agitados, pacientes que han sufrido alguna operación en la zona rectal.




Material Necesario:
  1. Termómetro Rectal.
  2. Lubricante.
  3. Gasas.
  4. Guantes.
  5. Desinfentante.
Técnica de medición de la temperatura rectal:
  1. Lavarse las manos.
  2. Explicarle al paciente lo que vamos a hacer.
  3. Nos colocaremos los guantes.
  4. Bajar la columna de mercurio a 34 grados centígrados.
  5. Aplicar lubricante en la zona del bulbo del termómetro (más o menos 4 centímetros).
  6. No lactantes:(Posición decúbito lateral) Elevar el glúteo superior y decirle al paciente que respire profunda mente e introducir el termómetro por la zona del bulbo 2-3 centímetros.
  7. Lactantes: posición decúbito supino y
    Elevar las piernas en dirección a la cabeza sujetando al lactante por los tobillos. Lubricar el termómetro por la zona del bulbo más o menos 4 centímetro e introducir sólo 2 centímetros.
  8. Mantendremos el termómetro 5 minutos.
  9. Leer la temperatura poniendo el termómetro a la altura de los ojos.
  10. Anotar la temperatura en la gráfica de enfermería.
  11. Recoger el material utilizado.
  12. Acomodar al paciente.
  13. Lavarse las manos adecuadamente.
  14. Limpiar el termómetro adecuadamente.
  15. Guardar el termómetro en el lugar adecuado.
Limpieza de Termómetros:

Termómetros de mercurio:


Limpieza:
  1. Se lavarán bajo el chorro de agua, y siempre agua fría para evitar que suba la escala de mercurio.
  2. Después se sumergen en una solución antiséptica de tipo jabonoso, como la clorhexidina durante 5 minuto.
  3. Pasado este tiempo se cogerá uno a uno pasándole una gasa impregnada en clorhexidina.
  4. Luego se le pasa uno a uno, una gasa impregnada en alcohol de 70 grados, dejándolos en una batea con una compresa estéril en la que depositaremos los termómetros.
  5. Una vez el alcohol evaporado y el termómetro esté seco, quedarán listos para un nuevo uso.
  6. Guardarlos en el lugar adecuado para ello.

Termómetros Digitales:




Son los de uso actual según la normativa de la (OMS). Que recomienda no utilizar mercurio debido a su alta toxicidad en caso de rotura del termómetro.

Limpieza:

  1. Estos no se sumergirán en ningún caso en agua, ya que se dañaría el sistema electrónico.
  2. Se impregnara una gasa con solución antiséptica jabonosa como clorhexidina y se limpiará uno a uno.
  3. Luego se le pasará una gasa impregnada en alcohol de 70 grados, dejándolo secar dentro de una batea y colocándolos sobre una compresa estéril.
  4. La limpieza de los termómetros se realizará por la auxiliar de enfermería cada vez que se utilicen los termómetros. Manteniéndolos así en buen estado y evitando el traspaso de infecciones entre pacientes.
  • Lo ideal sería que cada paciente disponga de su propio termómetro en su habitación, procediéndose a su limpieza cuando sea necesario y siempre al alta del paciente.

¿Qué hacer si un termómetro de mercurio se rompe?



Dado a que el mercurio es altamente tóxico para el medio ambiente, además de ser perjudicial para la salud. Ya que la exposición directa a un termómetro roto nos puede producir daño en los pulmones, riñones y el cerebro cuando se inhala.


  1. En caso de rotura de un termómetro de mercurio deberemos coger el mercurio con una hoja de papel.
  2. Nos colocaremos unos guantes de látex y una mascarilla para realizar todo el proceso.
  3. Juntaremos las bolitas de mercurio y utilizando la hoja de papel lo recogeremos.
  4. El mercurio recogido lo meteremos en el recipiente específico para el mercurio.
  5. Bote de mercurio:



    Se trata de un bote blanco con tapa de color negra. Dicho bote tendrá una pegatina identificativa.
  6. La hoja de papel utilizada la desecharemos embolsándola junto con los guantes y la mascarilla y se desechará según las guías proporcionadas por el departamento local de salud laboral.
  7. Dejaremos la habitación bien ventilada durante 1-2 horas.
Haz click para ver el resto de  constantes vitales:



Haz click aquí para leer el resto de la entrada

¿ Qué hacer si un Termómetro de Mercurio se rompe?

Dado a que el mercurio es altamente tóxico para el medio ambiente, además de ser perjudicial para la salud. Ya que la exposición directa a un termómetro roto nos puede producir daño en los pulmones, riñones y el cerebro cuando se inhala.


  1. En caso de rotura de un termómetro de mercurio deberemos coger el mercurio con una hoja de papel.
  2. Nos colocaremos unos guantes de látex y una mascarilla para realizar todo el proceso.
  3. Juntaremos las bolitas de mercurio y utilizando la hoja de papel lo recogeremos.
  4. El mercurio recogido lo meteremos en el recipiente específico para el mercurio.
  5. Bote de mercurio:



    Se trata de un bote blanco con tapa de color negra. Dicho bote tendrá una pegatina identificativa.
  6. La hoja de papel utilizada la desecharemos embolsándola junto con los guantes y la mascarilla y se desechará según las guías proporcionadas por el departamento local de salud laboral.
  7. Dejaremos la habitación bien ventilada durante 1-2 horas.
Ver más sobre medición temperatura corporal.
Haz click aquí para leer el resto de la entrada

Limpieza de los Termómetros de Mercurio.

Limpieza:
  1. Se lavarán bajo el chorro de agua, y siempre agua fría para evitar que suba la escala de mercurio.
  2. Después se sumergen en una solución antiséptica de tipo jabonoso, como la clorhexidina durante 5 minuto.
  3. Pasado este tiempo se cogerá uno a uno pasándole una gasa impregnada en clorhexidina.
  4. Luego se le pasa uno a uno, una gasa impregnada en alcohol de 70 grados, dejándolos en una batea con una compresa estéril en la que depositaremos los termómetros.
  5. Una vez el alcohol evaporado y el termómetro esté seco, quedarán listos para un nuevo uso.
  6. Guardarlos en el lugar adecuado para ello.
Haz clíck aquí para ver más sobre medición temperatura corporal.
Haz click aquí para leer el resto de la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...