Test de Allen

El Test de Allen se utiliza principalmente antes de puncionar la arteria radial a nivel de la muñeca para una extracción sanguínea o para canalizarla y poder realizar luego otros procedimientos con ella, como por ejemplo medir la tensión arterial invasiva utilizando un catéter.

Es un test que está totalmente en desuso, pese a su vital importancia, porque como entenderemos más adelante tras explicar la técnica, puncionar la arteria radial sin realizar el test de allen conlleva el riesgo de dejar al paciente sin riego sanguíneo suficiente en su mano.

Esta técnica es realizada por el personal de enfermería, pero consideramos que el auxiliar de enfermería debe conocerla y entenderla.

Objetivo del Test de Allen


La finalidad u objetivo del test de Allen es determinar si existe circulación colateral entre las arterias radial y cubital, a continuación explicamos qué significa esto.

¿Qué es la circulación colateral?

Es el paso de sangre por las anastomosis (uniones) colaterales que existen entre las arterias. Cuando son lo suficientemente amplias, la obstrucción de una de las arterias principales es compensada por el flujo sanguíneo de las colaterales.

También se utiliza para confirmar el síndrome escalénico, pero su uso es menos habitual y no lo vamos a tratar en esta pequeña guía.



TÉCNICA DEL TEST DE ALLEN

  1. Explicar el procedimiento que vamos a realizar y porqué lo realizamos. Habría que explicarle un poco lo que hemos dicho en la introducción, pero con palabras que las entienda, es decir: utilizamos este procedimiento para comprobar que la mano tenga suficiente riego sanguíneo con sólo una de las dos arterias, para que tras el pinchazo, en caso de producir una rotura de la pared del vaso sanguíneo, la circulación a la zona no se vea afectada y no se pueda producir una isquemia. Una vez explicado esto, procedemos a realizar el Test de Allen.
  2. Primero hay colocar la palma de la mano hacia arriba, para observar mejor los cambios de tonalidad que explicaremos a continuación.
  3. Usando los dedos índice y medio, comprimir al mismo tiempo las arterias radial y cubital, obstruyendo el flujo sanguíneo arterial de la mano, pidiéndole al paciente que abra y cierre la mano 10-15 veces.
  4. La palma de la mano se pondrá de color pálido, al no tener flujo arterial.
  5. Liberar la presión de la arteria cubital, y vigilar cuánto tiempo tarda la palma de la mano en recuperar el tono sonrosado normal:
    - Para considerar el test negativo, el color de la palma de la mano debe recuperarse en 7 segundos, lo cual asegura la permeabilidad de la circulación arterial colateral y nos permitiría puncionar sin riesgo.
    - Si el color se recupera entre 8-14 segundos se considera el resultado dudoso para algunos y para otros sigue siendo negativo, por lo que se podría puncionar. En esta guía queremos dejar esto claro: no hay un consenso en este punto, por lo que quizás lo mejor aquí sería buscar una arteria alternativa y, en caso de no encontrar ninguna, sí puncionar la arteria radial.
    - Por encima de 15 segundos el resultado es positivo y no se debe puncionar la arteria radial, habría que escoger otra.
  6. El paso anterior se repite liberando la arteria radial.
  7. De este modo comprobamos la circulación colateral, antes de realizar la punción arterial.

  8. Después de esto te puede interesar identificar y conocer la técnica de extración de la Muestra de Sangre Arterial

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...