La Tensión Arterial


Es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias.
La presión arterial cambia continuamente dependiendo de la actividad, la temperatura, la dieta, el estado emocional, la postura, el estado físico y los medicamentos que se administren.

Las lecturas de la presión arterial se miden en milímetros de mercurio (mmHg) y generalmente se dan como dos números. Por ejemplo, 120 sobre 80 (escrito como 120/80).
• El número superior corresponde a la presión sistólica, la presión creada cuando el corazón late. Se considera alta si constantemente está por encima de 140.
• El número inferior corresponde a la presión diastólica, la presión dentro de los vasos sanguíneos cuando el corazón está en reposo. Se considera alta si constantemente está por encima de 90.
Cualquiera o ambos números pueden estar demasiado altos.
La pre-hipertensión es cuando la presión arterial sistólica está entre 120 y 139 o la presión arterial diastólica está entre 80 y 89 en múltiples lecturas. Si uno presenta pre-hipertensión, tiene mayor probabilidad de desarrollar presión arterial alta.

Toma de la tensión arterial:

Para medir la presión sanguínea, el médico utiliza un instrumento que se denomina “esfingomanómetro”, más conocido como tensiómetro.
La banda del tensiómetro se localiza alrededor de la parte superior del brazo y se infla para detener el flujo de sangre en la arteria. A medida que se desinfla esta banda, el médico usa un estetoscopio para escuchar el bombeo de sangre a través de la arteria. Estos sonidos de bombeo se registran en un indicador de presión unido a la banda. El primer sonido de bombeo que el médico escucha se registra como presión sistólica y, el último, como presión diastólica.
La toma frecuente de la Tensión Arterial es la única medida preventiva de la hipertensión, ya que la mayoría de las personas que padecen hipertensión no nota ningún síntoma. La hipertensión arterial aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, e insuficiencia renal.

Consideraciones:
Las mediciones repetitivas de la presión arterial son importantes. Una sola medición alta no significa necesariamente que usted padezca de hipertensión y una sola medición normal no significa necesariamente que no la padezca.
Las lecturas de la presión arterial tomadas en el hogar pueden brindarle información importante al médico. Estas lecturas pueden ser una mejor medida de la presión arterial corriente que las tomadas en el consultorio médico, en tanto usted se asegure de que la máquina sea precisa. Usted le puede solicitar al médico que compare las lecturas en el consultorio. Muchas personas se ponen nerviosas en los consultorios y arrojan lecturas más altas que las que normalmente obtendrían en el hogar. Esto se denomina “hipertensión de la bata blanca”.
Consulte con el médico si las medidas de la presión arterial son constantemente altas o bajas o si tiene síntomas al mismo tiempo que las lecturas de la presión arterial están altas o bajas.
Si usted tiene hipertensión arterial, las mediciones de su presión arterial pueden ayudar a determinar si su medicamento y los cambios en la alimentación está funcionando.


Valores Normales:
En los adultos, el número mayor ideal (presión sistólica) debe ser menos de 120 mmHg y el número inferior (presión diastólica) de menos de 80 mmHg.
Significado de los resultados anormales
Prehipertensión:
• El número superior constantemente es de 120 a 139 o el número inferior de 80 a 89.
Etapa 1: hipertensión leve
• El número superior constantemente es de 140 a 159 o el número inferior de 90 a 99.
Etapa 2: hipertensión arterial de moderada a severa
• El número superior constantemente es de 160 o más o el número inferior de 100 o más.
Presión arterial baja (hipotensión):
• La lectura del número superior es inferior a 90 o la presión de 25 mmHg inferior a lo usual.

Causas de la Hipertertensión Arterial:

Las mediciones de la presión arterial son el resultado de la fuerza de la sangre producida por el corazón, al igual que el tamaño y el estado de las arterias.
Muchos factores pueden afectar la presión arterial, incluyendo:
• Qué tanta cantidad de agua y sal uno tiene en el organismo
• El estado de los riñones, del sistema nervioso o los vasos sanguíneos
• Los niveles de diferentes hormonas en el cuerpo
La hipertensión arterial puede afectar a todo tipo de personas. Uno tiene un riesgo mayor si tiene antecedentes familiares de la enfermedad. La hipertensión es más común en personas de raza negra que de raza blanca. El tabaquismo, la obesidad y la diabetes son todos factores de riesgo para la hipertensión.
La mayoría de las veces no se identifica ninguna causa, lo cual se denomina hipertensión esencial.
La hipertensión que resulta de una enfermedad, hábito o medicamento específico se denomina hipertensión secundaria. El consumo de demasiada sal en la dieta puede conducir a la presión arterial alta. La hipertensión secundaria también puede deberse a:
  • Tumor de las glándulas suprarrenales.
  • Alcoholismo.
  • Ansiedad y estrés.
  • Arterioesclerosis.
  • Pastillas anticonceptivas.
  • Coartación de la Aorta.
  • Consumo de Cocaína.
  • Diabetes.
  • Enfermedad renal.
  • Obesidad.
  • Embarazo(llamada hipertensión gestacional).
Síntomas:

La mayor parte del tiempo, no hay síntomas. Los síntomas que pueden ocurrir abarcan:
•    Dolor torácico
•    Confusión
•    Zumbido o ruido en el oído
•    Latidos cardíacos irregulares
•    Hemorragia nasal
•    Cansancio
•    Cambios en la visión
Si presenta dolor de cabeza fuerte o cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, consulte con el médico de inmediato. Estos síntomas pueden ser un signo de una complicación o de presión arterial peligrosamente alta, llamada hipertensión maligna. 
    
 Pruebas y exámenes:

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará la presión arterial. Si la medición es alta, el médico puede pensar que uno padece hipertensión arterial. Por lo tanto, será necesario repetir las mediciones con el tiempo, de tal manera que se pueda confirmar el diagnóstico.
Si usted controla su presión arterial en el hogar, le pueden hacer las siguientes preguntas:
•    ¿Cuál fue su lectura de presión arterial más reciente?
•    ¿Cuál fue la lectura de presión arterial anterior?
•    ¿Cuál es el promedio de presión sistólica (número superior) y diastólica (número inferior)?
•    ¿Se ha incrementado su presión arterial recientemente?
Se pueden hacer otros exámenes para buscar sangre en la orina o insuficiencia cardíaca. El médico buscará signos de complicaciones para el corazón, los riñones, los ojos y otros órganos en el cuerpo (realización examen de orina, analítica sanguínea, lectura de ECG)

   Tratamiento:



El objetivo del tratamiento es reducir la presión arterial de tal manera que uno tenga un riesgo menor de complicaciones.
Existen muchos medicamentos diferentes que se pueden utilizar para tratar la presión arterial alta, como los siguientes:
•    Bloqueadores alfa
•    IECA (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina)
•    Bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA)
•    Betabloqueadores
•    Bloqueadores de los canales del calcio
•    Alfa-agonistas centrales
•    Diuréticos
•    Inhibidores de renina, incluyendo Aliskiren (Tekturna)
•    Vasodilatadores
El médico también puede recomendarle hacer ejercicio, perder peso y seguir una dieta saludable. Si usted tiene pre-hipertensión, el médico le recomendará los mismos cambios en el estilo de vida para bajar la presión arterial a un rango normal.
Es recomendable seguir en caso de diagnóstico de hipertensión una dieta hiposódica o baja en sal.

   Prevención:

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlar la presión arterial:
•    Baje de peso, en caso de tener sobrepeso, ya que el exceso de peso le agrega tensión al corazón. En algunos casos, la pérdida de peso puede ser el único tratamiento necesario.
•    Haga ejercicio de manera regular. Si es posible, durante 30 minutos la mayoría de los días.
•    Consuma una dieta rica en frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, en tanto reduce la ingesta de grasa total y saturada (la dieta DASH es una forma de lograr este tipo de plan dietario).
•    Deje de fumar.
•    Si padece diabetes, mantenga la glucemia bajo control ( nivel de azúcares o glucosa en sangre)
•    No consuma más de uno o dos tragos de alcohol al día.
•    Trate de manejar el estrés.
Los adultos mayores de 18 años deben hacerse revisar su presión arterial de manera rutinaria.
Siga las recomendaciones del médico para modificar, tratar o controlar posibles causas de hipertensión secundaria.
En resumen, para no padecer trastornos hipertensivos, lo mejor es la prevención, realizar mediciones aisladas de T.A  bien sea en nuestro centro de salud o a nivel domiciliario, siempre bajo la supervisión médica.
Tener unos hábitos de vida saludables, practicar algún deporte a menudo, como caminar, llevar una dieta equilibrada, no fumar, no abusar del alcohol; todo esto nos ayudará a evitar padecer hipertensión y sobre todo patologías graves asociadas, como insuficiencia circulatoria, renal, diabetes…etc.
Se debe tener en cuenta, que al llegar a una cierta edad, aumenta el riesgo de padecer hipertensión, aún sin existir patologías desencadenantes, ya que la T.A aumenta con la edad.

Vídeo de la medición de la Tensión Arterial:





Haz click para ver las otras constantes vitales:


    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada